Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies Acepto No acepto

Moratoria de deuda hipotecaria para la adquisición de vivienda habitual

El Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19 recoge las medidas conducentes a procurar la moratoria de la deuda hipotecaria para la adquisición de la vivienda habitual de quienes padecen extraordinarias dificultades para atender su pago como consecuencia de la crisis del COVID-19

Dichas medidas se aplicarán a los contratos de préstamo o crédito garantizados con hipoteca inmobiliaria cuyo deudor se encuentre en los supuestos de vulnerabilidad económica y unos niveles de renta que establece dicho decreto, teniendo en cuenta además otras circunstancias, como el número de miembros de la unidad familiar o el grado de discapacidad de alguno de ellos, si son mayores de 65 años, situación de dependencia o enfermedad, si están en situación de desempleo o en el caso de empresarios que tengan una perdida sustancial de sus ingresos. Estas mismas medidas se aplicarán igualmente a los fiadores y avalistas del deudor principal, respecto de su vivienda

 

Las personas que puedan acogerse a dichas medidas podrán solicitar del acreedor una moratoria en el pago del préstamo con garantía hipotecaria para la adquisición de vivienda su habitual, hasta quince días después del fin de la vigencia del presente real decreto-ley. Dicha solicitud debe ser implementada por la entidad acreedora en un plazo de 15 días, tras lo cual la entidad acreedora no podrá exigir el pago de la cuota hipotecaria, ni de ninguno de los conceptos que la integran, tampoco devengaran intereses.