Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies Acepto No acepto

MEDIDAS ADOPTADAS POR EL GOBIERNO CENTRAL EN RELACION AL ALQUILER DE LA VIVIENDA HABITUAL

(Real Decreto-Ley 11/2020 de 31 de marzo)

  • Prórroga extraordinaria de hasta un máximo de 6 meses , de aquellos contratos de arrendamiento de vivienda habitual  en los que, dentro del periodo comprendido entre el  1 de abril de 2020 hasta el dia en que hayan transcurrido 2 meses desde la finalización del estado de alarma, finalice el período de prórroga obligatoria o tácita. La ha de solicitar el arrendatario y ser aceptada por el arrendador.

 

  • Moratoria del pago del alquiler de la vivienda habitual, en caso de ser el propietario una empresa, entidad pública o gran tenedor: en estos casos, si el arrendatario se encuentra en situación de vulnerabilidad económica, en el plazo de 1 mes desde el 1 de abril, podrá pedir un aplazamiento  temporal y extraordinario de la renta; el arrendador podrá optar por las siguientes alternativas: o bien reducir el 50% la renta, durante el tiempo que dure el estado de alarma y las mensualidades siguientes, si el plazo fuera insuficiente en relación a la situación de vulnerabilidad , con un máximo de 4 meses, o bien una moratoria en el pago del alquiler durante el tiempo que dure el estado de alarma y las mensualidades siguientes, si el plazo fuera insuficiente en relación a la situación de vulnerabilidad, con un máximo de 4 meses; el pago de la renta se fraccionará en cuotas durante al menos 3 años, a partir de la finalización del estado de alarma, sin penalizaciones ni intereses para el inquilino.

 

  • Aplazamiento temporal y extraordinario del pago del alquiler de la vivienda habitual, cuando el arrendador no sea ni empresa, ni gran tenedor: en estos casos, el arrandatario en situación de vulnerabilidad social y económica podrá pedir un aplazamiento del pago de la renta; el arrendador, tendrá 7 dias laborables para comunicar al arrendatario las condiciones del fraccionamiento o aplazamiento, o sus posibles alternativas; si el arrendador no acepta ningún acuerdo, el arrendatario podrá optar por acceder al programa de ayudas transitorias de financiación.

 

  • Suspensión del procedimiento de desahucio, y lanzamientos, una vez se levante la suspensión de los términos y plazos procesales, en caso de hogares vulnerables sin alternativa habitacional, como consecuencia del COVID19; la suspensión será de un máximo de 6 meses desde el 1 de abril de 2020.

 

  • El Real Decreto-Ley 11/2020 tambien define que situaciones se entienden como de vulnerabilidad social y económica y establece avales y ayudas para la cobertura del pago del alquiler de la vivienda habitual, en los supuestos de vulnerabilidad social y económica.